Las heridas son una bendición - Santosavila.com Saltar al contenido
Santosavila.com

Las heridas son una bendición

heridas emocionales

Heridas benditas

Las heridas son una bendición. Sé que parece una afirmación absurda y sin sentido, pero no lo es, aunque debería matizarla y decir que algunas heridas son una bendición.

No todas las heridas son una bendición, si te golpeas el pie con la pata de la mesa, eso no es una bendición, eso es una putada, pero hay heridas que son benditas por la conciencia que te pueden aportar.

En mi labor como terapeuta encuentro a muchas personas con heridas emocionales muy profundas, pero en esas heridas está la semilla de la sanación, porque cada herida emocional suele esconder una carencia afectiva, falta de autoestima o un aprendizaje pendiente y ahí está la bendición oculta de ese tipo de heridas, no solo te abren la puerta para poder sanarlas, sino que pueden desencadenar en ti un gran aprendizaje.

Mejores amig@s

Las heridas emocionales que aún no has resulto te acompañan como tus mejores amig@s, son fieles a ti, no se apartan de tu lado y esperan pacientes a que les prestes atención, porque tienen un regalo para ti, un regalo de crecimiento y de evolución, pues la sanación de estas heridas no es la mejor parte, la mejor parte es la transformación que se produce cuando sanas y comprendes el propósito de esa herida.

Personas benditas

Cuando alguien hace algo que te duele a nivel emocional, el otro no es el responsable de tu sufrimiento, el otro solo mete el dedo en tu herida y te ofrece una oportunidad de tomar conciencia de ella.

Este tipo de personas también son una bendición, quizás desde tu parte racional quieras enviarlos a la mierda y apartarlos de tu lado por el sufrimiento que han desencadenado en tu vida, pero gracias a ellos descubres las heridas que tienes pendientes de sanar y cada vez que sanas una, vas recuperando tu equilibrio y tu poder, por tanto aunque te apartes de esas personas, y estás en tu derecho de hacerlo, agradéceles mentalmente que te hayan ayudado a tomar conciencia de tus heridas.

Empieza a ver tus heridas emocionales como grandes maestras que tratan de ayudarte a tomar conciencia de lo que tienes que sanar y arreglar en tu vida, porque al observarlas y atenderlas, en vez de negarlas, podrás recuperar tu poder y mejorar la forma en que te relacionas contigo mism@ y con el resto del mundo. 

Descubre las sesiones terapéuticas que puedes realizar conmigo en este enlace: Terapias

Centro de preferencias de privacidad

Suscríbete a mi boletín y obtén GRATIS la guía PRÁCTICAS DE LIMPIEZA ENERGÉTICA DIARIA

Gracias por suscribirte

Algo fue mal, revisa que has rellenado todos los datos.