El Universo nos premia por ser nosotros mismos

La importancia de ser nosotros mismos

Cada persona tiene unos talentos únicos, cada persona sabe hacer algo y lo hace mejor que los demás, cada persona es única y no hay nadie que pueda sustituirla, por eso el Universo nos apoya cuando dejamos de tratar de ser aquello que no somos y empezamos a respetarnos a nosotros mismos y aceptamos el regalo que nos ofrece la vida.

La mayoría de las personas gasta su energía en querer ser alguien que no es, constantemente nos comparamos con otros y nos sentimos inferiores o superiores a los demás y en realidad tenemos en común que todos somos únicos y a la vez todos somos diferentes, pero cada uno de nosotros es como una pieza de un puzle que tiene reservado su espacio, pero solo podemos encontrar nuestro lugar cuando dejamos de convertirnos en otra persona a la que tal vez admiramos o envidiamos y decidimos ser nosotros mismos.

El Universo nos apoya

El Universo nos premia y nos apoya cada vez que somos nosotros mismos, nos anima a que nos superemos y seamos una mejor versión de nosotros mismos, una versión más amorosa, pero solo nos apoya si nos superamos siendo una mejor versión de quienes somos, no de quienes son los demás, pues siempre que tratamos de ser otra persona solo logramos ser una copia y una copia, por buena que sea, siempre es una copia y el Universo se encargó de cada uno de los detalles para que fuéramos la persona que somos y no otra, ¿no crees que si hubiera querido que fuéramos diferentes nos hubiera hecho diferentes?

La naturaleza es un gran ejemplo, es única y está en constante evolución, ese es nuestro verdadero camino, tenemos que aprender de la naturaleza: una flor no necesita ser un árbol porque tiene características que la hacen única y especial.

Lo único que necesitamos para ser como esa flor es aprender a amarnos tal y como somos y elegir evolucionar en todas las áreas de nuestra vida en las que no expresemos la armonía y el amor que son el origen de lo que somos.

Compartir los talentos

Cada talento o don que el Universo ha puesto en tus manos, no solo es un regalo para ti, es un regalo para todos, pues con cada talento podemos embellecer el mundo y expresar el amor que hay en nuestro interior, ¿de qué sirve saber cantar como los Ángeles si solo lo hacemos en la ducha de casa?, ¿de qué sirve pintar maravillas si solo las pintas en tu libreta y las guardas en un cajón?, ¿de que sirve tener un talento que te hace único si no lo compartes con el mundo?

Tenemos que compartir nuestros talentos no para que otros nos admiren o nos adoren, sino para armonizar el mundo y compartir la belleza que todos somos capaces de crear cuando expresamos nuestra Divinidad a través de nuestros dones.

No tengas miedo a brillar, pues tu brillo no tiene por que eclipsar el de los demás, algunos lo tomarán como una ataque, porque todavía no han comprendido que cuando alguien brilla nos da permiso para brillar a los demás.

Que tus dones sean un regalo para todos los que te rodean, deja de temer ser tu mismo, pues que seas tú es lo que el Universo necesita.