Saltar al contenido
Santosavila.com

Cuando acabe la pandemia

Es importante recordar

Cuando acabe la pandemia la gente olvidará las cosas importantes que debería recordar.

Los momentos de crisis y de sufrimiento colectivo hacen que se den a conocer los héroes que a pesar de no llevar capa, trabajan fuera del foco mediático para ayudarnos a mantener nuestro bienestar.

Cuando todo esto acabe los que tengan poca memoria volverán a adorar a los jugadores de fútbol, a los actores y a los famosos y no digo que entre ellos no haya muchos que merezcan ser admirados, porque entre ellos también hay muchos que son solidarios y buenas personas, pero, ¿quién se acordará de las cajeras y los reponedores del supermercado? ¿Quién se acordará de los conductores de camiones que abastecen las tiendas de alimentos? ¿Y quién se acordará de todo el personal sanitario que está haciendo un gran esfuerzo para atender a todos los enfermos con muy pocos recursos?

Cuando todo esto se acabe, nadie se acordará de esas personas a las que hoy les aplauden desde los balcones. Los aplausos quedan muy bonitos, llegan hasta a emocionar, son muy de película emotiva de Hollywood y no digo que no se los merezcan, que sí se los merecen, pero se merecen mucho más que los trates siempre con respeto y no solo ahora porque tu bienestar depende de ello.

Yo ayudo a mi manera, no a la tuya

Hoy una persona a la que no conozco personalmente me envió una imagen de una vela con un mensaje pidiendo que quitara la imagen de mi perfil y pusiera la de la vela para enviar un mensaje de esperanza para todos los enfermos del Covid-19. Ya le había pedido a esta persona amablemente, en otra ocasión, que no me enviara mensajes con vídeos, fotos ni enlaces ni nada.

No tengo inconveniente en que la gente me contacte por mi labor como terapeuta, formador o escritor, pero no necesito que gente a la que no conozco, aunque ellos me conozcan a mí por ser alguien con un perfil público, me envíe lo que les envían a sus amigos o a sus conocidos, cuando yo no soy uno de ellos.

Hoy le recordé amablemente que no me enviara mensajes de ese tipo y supongo que se ha debido sentir ofendida porque me ha escrito:

«No kieres iluminar las almas de los k se han ido? No eres un trabajador de Luz???»

¡¡¡Por supuesto que quiero ayudar!!! Pero me he visto obligado a contestarle esto:

«Si tu crees que poniendo una foto iluminas algo, hazlo. Yo ilumino compartiendo herramientas».

Al ser humano le encantan los rituales vacíos de contenido que no cambian nada, quien quiera poner una foto en su perfil o enviar una cadena de mensajes para pedir la paz en el mundo o el fin del coronavirus, que lo haga, yo prefiero remangarme y hacer algo menos bonito, pero más práctico que consiste en compartir herramientas, técnicas e información que creo que puede ser de utilidad y eso es lo que llevo haciendo desde que ejerzo como terapeuta, escritor y formador.

No estoy aquí para cumplir tus expectativas

Siento si no cumplo con las expectativas que alguien pueda tener puestas en mí, solo soy una persona como tú, por eso no tienes que endiosarme, ni admirarme. No soy un gurú, ni pretendo serlo, solo comparto en base a mi experiencia y al conocimiento acumulado fruto de mi propio viaje interior, así que te animo a que solo uses, de lo que comparto, lo que te sirva.

Y si quieres poner una vela o cualquier otra imagen en tu perfil, para iluminar al mundo o a las víctimas de cualquier catástrofe, hazlo, pero no pretendas que lo haga yo. Yo prefiero aportar compartiendo información útil, para que quien quiera la pueda utilizar y aplicar, no juzgo a quien pone una imagen o comparte lo que considera oportuno, es justo lo que yo hago y es justo que tu también lo hagas, sin que yo te critique por ello.

Cuando acabe la pandemia deseo que todos hayamos aprendido algo, porque de lo contrario, y aunque esto no gustará a muchas personas, sería mejor que no la hubiéramos superado. Cuando acabe la pandemia espero que valores la importancia de que el partido al que votes, sea cual sea, esté dispuesto a invertir en la sanidad pública y en investigación, porque compartir una foto o aplaudir por la ventana no salvan vidas, aún así, comparte fotos y aplaude si te apetece, haz todo lo que necesites para sentirte mejor y hacer sentir mejor a los demás, yo también aporto lo que puedo, aunque no ponga fotos ni cante canciones en la ventana de mi casa.

Aquí tienes algunas herramientas que he compartido para estos momentos

Los primeros minutos del audio se oyen mal por un problema de la conexión, pero luego se soluciona y se oye mejor.
Si quieres mejorar todas las áreas de tu vida, ahora puedes hacerlo desde casa:

Suscríbete a mi boletín y obtén GRATIS la guía PRÁCTICAS DE LIMPIEZA ENERGÉTICA DIARIA

Gracias por suscribirte

Algo fue mal, revisa que has rellenado todos los datos.